⁣Ser próspero es ser un canal abierto para el amor y la abundancia, los cuales jamás pueden ir separados.

Si no amas lo que tienes ¿crees que se quedaría contigo?⁣

Ahora bien, para que la prosperidad permanezca a tu lado tendrás que aprender a ser capaz de sostenerla en el tiempo ¿De qué manera?

Estando cada día abierto a recibir las bendiciones de la vida y todo lo bueno que ella te ofrece.

Si no te abres y no preparas el terreno para recibirla, ésta se retirará tan pronto como toque la puerta.⁣

Si la prosperidad no tiene espacio para crecer, claramente se irá a otra parte.⁣

Hoy comienza por preguntarte ¿le estoy creando un espacio a la prosperidad?

Reflexiona sobre esto y anota todas las ideas que vengan a tu mente en relación a lo que podrías hacer para generarle ese lugar.⁣

Noho i kou pōmaikaʻi Kapukaana⁣

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *